¿Confias en vos mismo/a?

La confianza básica no debe depositarse en la existencia ni afuera, sino que esta dentro nuestro.

Es aprender a ser más consciente y estar más alerta para confiar en nuestro interior. ¿Confías en vos mismo? Si confíamos en nosotros mismo, no tiene que ser por ninguna razón concreta, sino porque es una energia que simplemente circula dentro y que fluye con la naturaleza de la vida en expansión, es una confianza incondicional y es desde ahi mismo que brotarán muchas ramas que se convertirán en un árbol enorme y bellisimo creando lo que querramos, porque estamos sincronizados con la naturaleza misma.

Confiar en el amor, confiar en la verdad, en la divinidad, en la belleza y simplemente movernos desde esos espacios interiores, porque nuestros corazón está lleno de confianza. Hasta llegar al punto de que no podremos desconfiar, incluso si quieremos hacerlo y llegar al centro mismo de tu ser, de donde brota la confianza en todo lo que es con la armonia en la vida, en las personas, en los árboles, en todo...

Y eso no se debe a ninguna condición: ¡la vida es dicha! En cuanto la hayas probado en tu interior querrás probarla en el cosmos entero.

Depender de otros para que suceda algo en nuestra vida o se cumplan condiciones es depositar claramente el poder afuera de lo que emerge desde nuestro corazón y negar esa misma naturaleza, sumado a que desde ya, eso nos condiciona.

El amor es otra dimensión de la confianza y esta última es la fragancia suprema del amor.

Muchas veces nos encontramos diciendo "Soy capaz de confiar más y más", pero en realidad la confianza no es una cantidad, sino una cualidad que la tienemos totalmente o no la tienemos en absoluto, es una e indivisible, energética. Y cuando decimos "cada día más" es porque cada día, ves que todo funciona muy bien. Una persona puede decir que confía en sí misma, porque cada momento y cada día se aproxima más a la luz que esta en su interior.

En el momento en que alguíen entra en el templo de su propio ser, siente que no hay muerte, sabe que no existe las enfermedades como las vemos, sabe que no hay problemas sino temas para evolucionar. Entonces brota la confianza sin limites y la confianza en el maestro interior que llevamos dentro todos, que nos ha guiado por amor a la evolución y en abundancia. Entonces brota el amor por los que creamos que pasaron por nuestra vida, para aprender a reconocer que el camino que siempre es dentro, amigos y enemigos, es una confianza hacia la vida entera, porque es la existencia entera la que nos ha llevado por distintos caminos a la cima más elevada de la consciencia, LA GRATITUD.

Encontrar, en primer lugar, nuestro centro interior es la única garantía de que la confianza en la vida será incondicional y que pase lo que pase, no se producirán cambios en la confianza, desde ahi podremos transformar cualquier "obstáculo" en el camino, es la enorme aportunidad de aprendizaje. Y terminaremos por decirnos: "Me llega todo lo que necesito, y cuando algo va mal, acabo por ver el para que me pasa esto, que necesito aprender" y ahi mismo nos sentimos agradecidos al ver que la vida siempre nos proporciona lo que queremos para caminar desde la unidad y a paso firme.

Hacemos castillos de arena, cuando todo va bien, confías en la vida, en que nada va a alterar la situación... sin embargo existe un mundo de infinitas posibilidades, entonces de repente sopla un viento y el castillo se desmorona o llega un niño juguetón, salta encima del castillo y lo destroza, ¡UPS!.. Quizá pensar: "Algo tiene que tener de bueno que el castillo se haya desmoronado, a lo mejor es el momento de volver a casa, al interior, quiero estar ahi y por eso la vida ha destruido el castillo", la vida siempre nos va a dar mensajes para que dejemos de mantener la ilusión del ego y nos conectemos con lo que es real y que nunca muere, nuestro interior.

Pase lo que pase, mentener la confianza tan firme que terminarás por transformarlo todo, tiene que venir desde el interior, y desde el interior puedes llegar al exterior, pero no ocurre lo mismo al revés.

La meditación nos aporta una guia para encontrar las aguas puras de la confianza y crear y ser la propia aventura. Y el día que encontramos la confianza en nosotros mismos, es el día más grande de nuestra vida entera. Cambia la visión, la percepción de la existencia y de los demás.

No tenemos que escalar el Everest, solo tenemos que asentarnos en nuestro propio centro, con determinación, sin distracciones, en paz y silencio absolutos, y la confianza brotará en nosotros sin que tengamos que hacer esfuerzos.