Historia Simbólica

“Yo era una pequeña propiedad devastada por la tormenta. El tiempo bueno ha vuelto, el bosque y el arroyo han recuperado su calma, la casa está hermosa y brilla bajo el sol y, sobre todo, el campo se vuelve hermoso, sano y normal.

Gracias a mis órganos enfermos porque sé que han hecho eso por salvar nuestro todo, y gracias a mí mismo por llevar a cabo mi curación.”

Armado: Susana Ajeitos

Una Corta Historia Simbólica

Como todo está simbolizado en los sueños, es cuestión de impregnar el cerebro, por fuerza de auto-sugestión positiva, de una pequeña historia simbólica, para que trabaje durante la noche e inmediatamente después del despertar, para repasar el trabajo nocturno del cerebro. En esta historia simbólica está resumido , todo lo concerniente al conflicto, a la enfermedad, a su curación y a la manera de lograrla. Todo está simbolizado con palabras como propiedad devastada, bosque, etc.

Hay que practicar este ejercicio en un ambiente calmo, con una pequeña preparación para el relax y la toma de conciencia de la respiración (insistiendo en la espiración lenta y profunda). En situación normal se practica 15 veces seguidas antes de dormir y 15 veces seguidas antes de levantarse a la mañana. Eso es un mínimo recomendado. Es particularmente beneficioso tomar nota del contenido de los sueños que se realizan esas noches, así como la fecha y la hora. Para ello es recomendable tener todo a mano en la mesa de luz para poder escribir someramente lo que se soñó durante la noche, ya sea al despertar o entre cada sueño si somos personas de despertarnos a menudo durante la noche.

Esta historia se VISUALIZA y se VERBALIZA con mucha fuerza de conciencia para sentirse realmente dentro de ella.

“Yo era una pequeña propiedad devastada por la tormenta. El tiempo bueno ha vuelto, el bosque y el arroyo han recuperado su calma, la casa está hermosa y brilla bajo el sol y, sobre todo, el campo se vuelve hermoso, sano y normal. Gracias a mis órganos enfermos porque sé que han hecho eso por salvar nuestro todo, y gracias a mí mismo por llevar a cabo mi curación.”

Una vez obtenido el resultado, hay que cambiar las expresiones “el campo se vuelve” por el “campo se volvió”, y en “por llevar a cabo mi curación” se cambia por “por haber llevado a cabo mi curación”.

Esto sella la situación de la enfermedad en el pasado y el trabajo de curación obtenido.

Quienes practicamos la hipnosis ercisoniana sabemos cuál es el mecanismo para este tipo de “mantra” y esa última práctica de cierre es importante. Es como si yo escribiera en mi procesador de texto trescientas veces seguidas esa historia...y al terminar me olvidara de grabar el resultado en mi disco. El proceso es el siguiente: En la hipnosis se llega a la persona a entrar en su inconsciente y al descubrir los conflictos, traerlos a la conciencia y llevar a esa persona a comprenderlos y si es necesario a perdonarlos. Pero para el cerebro “queda un espacio vacío” y hay que llenarlo, entonces se recrea armoniosamente una historia sustituta relacionada a la situación estresante que tomará el lugar de memoria de la anterior. Ese es el sentido de repetir el texto corregido una vez obtenido el resultado deseado.

En el caso de la repetición de la pequeña historia simbólica, se fuerza al inconsciente a aceptar la simbología del texto y él irá ajustando todo lo que para él contiene esa simbólica en su memoria hasta dar en el clavo del conflicto. Una vez obtenido el resultado, se repite la historia con la modificación como quien sella un legajo “terminado”.

El simbolismo de cada elemento de la historia es:

Yo era......: Los conflictos y la enfermedad son situados en el pasado.

Propiedad: Representa a toda la persona. Devastada: Representa el resultado pasado y presente de los

conflictos.

La tormenta: Representan las disputas familiares.

La ruptura de frase, el punto, representa el paso inmediato del pasado al presente y el vuelco de la fase activa del conflicto a la fase de reparación.

Tiempo bueno: Significa “No hay más conflicto” Bosque: simboliza a los abuelos, los ancestros. Arroyo: Agua, simboliza la madre. Calma: Significa que ancestros y madre ya no están en conflicto. Casa: Significa el Yo construido o en construcción.

Sol: Representa la reconstrucción en salud bajo la influencia del padre en su función de padre.

Campo: significa los órganos enfermos. Se vuelve hermoso, sano y normal: Representa la curación de la

parte enferma.

Gracias a mis órganos: Los agradecimientos provocan y verifican la adhesión total y absoluta de la persona a la interrupción del programa puesto en marcha en su momento así como la comprensión y su acuerdo en cuanto a la manera real de curarse.

Gracias a mí mismo: Estos agradecimientos provocan y verifican la revalorización de la persona que ejecuta el trabajo de curación solucionando su conflicto.

Nota muy importante: en la visualización del campo hay que poner varios tipos de cultivos (árboles, flores, girasoles, cereales, legumbres, etc.) porque nuestros órganos están compuestos de diferentes tejidos.

Existen casos en que la persona tiene dificultades con esta fórmula y nada sucede. Esto sucede cuando la persona (o personas de su genealogía) han estado muy cerca de morir quemados y el agua los salvó. En ese caso se modifica de este modo:

“Yo era una pequeña propiedad devastada por un incendio. Los chorros de agua de los bomberos han apagado el fuego, el humo se detuvo, todo ha retomado su calma”

Noemí del Carmen García

#historia #simbolica #simbolos #cerebro