Nuestras emociones

Somos algo más que el resultado de una serie de reacciones bioquímicas. Las emociones son parte del equipo básico con el que nacemos y nos van a permitir adaptarnos al entorno y a reaccionar frente al mundo. A través de ellas aprendemos a conectar con los hechos y a través de los hechos conectamos con una emoción que ya está ahí. Por eso, no podemos aprender a emocionarnos, a estar tristes o alegres.

Lo que se puede regular es el grado en el que las emociones se expresan. Y eso tiene que ver con el entorno en el que hemos crecido. Está directamente relacionado con los valores y las creencias implícitas en la educación que hemos recibido. Es posible que hayamos nacido en una familia en la que la expresión de la rabia esté mal considerada y hemos aprendido a reprimirla; sin embargo, eso no quiere decir que no la sintamos. La emoción guardada encontrará su manera de expresarse en el cuerpo.

 

 

Primero es la emoción y luego el razonamiento. Sentimos una emoción y después le damos una explicación racional a lo que nos pasa. Nos alejamos del sentimiento cuando entramos en la explicación. Si aprendiéramos a no justificarnos, sabríamos, sin pensar, lo que sentimos.

Cuando nos pasa algo, cuando vivimos una experiencia bien sea por un impacto o por una situación acumulativa, experimentamos emociones que son automáticas y a las que no prestamos la debida atención. Estas emociones generan sentimientos y éstas pensamientos. Conocer nuestra forma de pensar, distinguir nuestros sentimientos y ser conscientes de nuestras emociones es fundamental para el equilibrio de nuestro sistema, fundamental para vivir en coherencia y armonía y con más salud.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Calle 58 nro 883

La Plata, Argentina.

221 6103145

221 5526723

Seguinos!

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Google+ Icono

© 2017, La Plata, Argentina. Sitio web creado con amor, buena onda por Drippin'

 La biodecodificación no es Medicina. No se enseña en las universidades y no tiene tampoco ínfulas de querer reemplazar ningún sistema médico, ni tratamiento, ni medicación, ni diagnóstico, ni nada que pertenezca a la medicina. Quienes ejercemos esta ciencia arte no nos pretendemos médicos, solo somos terapeutas en esta disciplina que es COMPLEMENTARIA a la medicina tradicional.

 Personalmente, ubico la BIODECODIFICACION dentro de un todo que comprende todo lo que concierne a lo que denomino mecánica Emocional Evolutiva, en el que todo ser responde a las leyes precisas de la evolución espiritual, psíquico, cerebral y corporal. La Biología total comprende la relación de las emociones con los tres últimos elementos de esta lista, evitando abarcar interpretaciones filosóficas y espirituales puesto que poco importa la filosofía de cada individuo, esos tres elementos (psique, cerebro biológico y cuerpo) funcionaran perfectamente igual, independientemente de las convicciones filosóficas, religiosas o espirituales.

 La biodecodificacion no contempla las relaciones químicas y físicas de la misma manera que lo hace la medicina tradicional, y por lo tanto, no está calificada para emitir un diagnóstico, ni ordenar un tratamiento o una medicación ni a dar de alta a un paciente o a internarlo. ESAS SON ATRIBUCIONES EXCLUSIVAS DE LOS MEDICOS DIPLOMADOS.

El terapeuta en Biodecodificacion ético es el que recibe a un paciente que ha consultado a un médico, que tiene un diagnóstico y quien muy probablemente esté bajo tratamiento, si este existe para la enfermedad que aqueja a esa persona. También recibirá a aquellas personas por quienes los médicos no pueden hacer nada, con constancia del médico. Puesto que la Biodecodificacion no es una actividad medica sino eminentemente espiritual, se debe de respetar las leyes en vigencia y no dar materia a reprobación legal, ni asumir zonas grises en las responsabilidades de cada profesión: el medico es quien atiende la enfermedad de un paciente, el terapeuta en biología total es quien decodifica los programas biológicos que desembocaron en la enfermedad de una persona, que no es su paciente sino su consultante.   

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon